fbpx

hosting gracias a

Bienvenido!

Recuerda loguéate para acceder a todo el contenido

Reencuentro con Samie, el padre de Noela

Estos días, hemos seguido sin luz, pero, en algún momento de las noches se activa de golpe y se cargan las baterías. Además, ¡¡¡estamos teniendo agua caliente!!! Resulta siempre sorprendente cómo cambia el valor de las cosas en esta parte del mundo.

Pasamos todas las mañanas y parte de las tardes -con un parón para comer- trabajando en el despacho del proyecto, en la Antenne Kimbondo, entre papeles: repasamos el Excel, cotejamos las fuentes de verificación, escaneamos cuidadosamente cada una de las facturas, numerándolas y encajándolas en la tipología de gastos… encendemos primero un portátil, y más tarde el otro, mientras la batería va descendiendo progresivamente, sobre todo por el uso del scanner usb, que se conecta al ordenador sin fuente de alimentación.

Durante el rato de la comida, siempre nos juntamos con Taty, Virginie y Pascaline. El otro día nos contaron el lío que habían tenido con el supuesto coordinador de la cafetería del hospital: trató de engañarlas, hasta que consiguieron librarse de él. La historia resultó cómica y no paramos de reírnos hasta que fuimos conscientes de lo mal que en realidad lo habían pasado y la de tiempo que les había hecho perder. ¡Cuánto cuesta sacar adelante cada iniciativa! Y éste, el de la cafetería, es parte de otro proyecto: ¡¡esperamos contároslo en nuestro próximo viaje!!

Ese mismo día, por la tarde, fuimos a una terraza donde habíamos quedado con nuestros amigos cooperantes: Marie France, enfermera belga; Raúl, de Huesca, que lleva aquí ya cuatro años; y Emma, nuestra amiga suiza, que reside con nosotras en Kimbondo y que esa día había ido a la Ciudad a visitar un hotel; interesado en contar con alumnas de la escuela de hostelería para su plantilla. Todos juntos, disfrutamos del famoso poulet mayo, trozos de pollo asado con mayonesa y pimienta, que resultó estar francamente bueno.

Al día siguiente, nos encontramos con Samie, nuestro amigo congoleño, padre de Noela, y le entregamos, como prometimos, las fotos de su hija, tamaño A3, sobre cartón pluma, para que puedan adornar con ellas las paredes de su casa. Sonrió agradecido: aquí esas cosas no son fáciles de conseguir. Más tarde iríamos a ver a Noela, pero, por la mañana, todavía nos quedaba mucho trabajo administrativo de justificación y evaluación interna.

Volvimos al despacho de Taty en la antena. Trabajamos, escaneamos, cotejamos, nos entrevistamos con Mamie, como llamamos familiarmente a Misa Matondo, ingeniera agrícola del proyecto… y luego hicimos fotos de las clases de alfabetización y de costura que tienen lugar en la antena. Las clases estaban a tope: desbordadas de chicas con ansias de aprender. Al acabar, repartimos las chuches que les habíamos traído desde Barcelona. Las disfrutan a fondo, aquí no hay oportunidades. Nos rodearon, y con la cámara les enseñamos las fotos que habíamos hecho.

Por la tarde, volvimos para filmar las clases de francés en la Antenne, y luego las de Emma en el Lycee. Son tan interesantes que nos quedamos un rato aprendiendo.

 

 

 

 

Sants 14-16, Principal - 08014, Barcelona

Avíso legal, Política de cookies y Protección de datos.

FUNDACIO MONTBLANC PER A LA PROMOCIÓ DE LA DÓNA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de su navegación. Para obtener más información sobre estas cookies y el procesamiento de los datos personales, consulte nuestra Política de privacidad y cookies. ¿Acepta estas cookies y el procesamiento de los datos personales que implica?