fbpx

"Frisbees" con platos de cartón

 Como cada día, preparamos el material necesario para las actividades que queremos hacer y con las mochilas cargadas cogemos un matatu rumbo a Maramba. Llegamos y, desde lejos algunos niños nos ven. Empiezan a correr hacia nosotras y sucede lo que ya es rutina.. Abrazos, besos y mucha, mucha, mucha alegría. Al ver que el grupo de voluntarias está muy reducido (ya que Mapi, Miriam, Emily y Ruth se han quedado trabajando en casa) preguntan por el resto de "muzungus". En estos días hemos creado un vínculo especial con ellos.

Ya en la clase, repasamos algunas cosas trabajadas durante estas 2 semanas. Los números, los meses del año. Acabamos y empezamos una manualidad con los niños. Hemos fabricado "fresbees" con platos de cartón. Los han decorado con colores y gumets y se han puesto a jugar con ellos. Hemos disfrutado como nunca.

Al cabo de un rato nos hemos ido porque la tarde prometía ser intensa y teníamos que llegar pronto a casa. 

Después del lunch nos hemos dividido por grupos. Algunas se han encargado de dar las clases de house-keeping y de cocina a las chicas que van a Kimlea a recibir formación en estos ámbitos. Otras se han encargado de decorar unos pasteles que se venderán en un evento para recaudar dinero para la escuela. Por último, otro grupo se ha encargado de terminar las muñecas que les regalaremos a los niños el último día. Estamos expectantes por ver sus caras.

Cada vez nos quedan menos horas en Kenya, pero nuestro corazón está más lleno.